Proclama la Palabra... Insiste a tiempo y a destiempo... 

Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la sana doctrina, sino que llevados de sus pasiones,

se rodearán de maestros que les dirán palabras halagadoras 

apartarán los oídos a la verdad...

Tú en cambio sé prudente...

Soporta el sufrimiento...

predica el evangelio.

(Tm 2,4-5)


El P. Juan Eduardo Schenk, inspirado por el Espíritu Santo,
siente la inquietud de que el hombre recobre su auténtica
realidad de HIJO DE DIOS, y para conseguir este fin
y reparar esta pobreza espiritual comparte con un grupo
de personas consagradas por completo, este carisma.



Siguiendo el consejo de Juan Pablo II

Después de 25 años dedicados D. Juan y todo el grupo de consagradas a este carisma, son recibidas por Juan Pablo II para ofrecerle un libro que recogen mil quinientas frases dichas por él. El Papa se interesa por su trayectoria apostólica y les convence que deben consolidar esa consagración. De esta forma nace Lumen Christi como Instituto Secular.